jueves, 1 de septiembre de 2011

Libros: THE BATTLE OF THE BEREZINA

The battle of the Berezina – Napoleón great escape.
La gran evasión de Napoleón. De Alexander Mikaberidze.


Ya estamos de vuelta a la rutina diaria, aunque este blog pretende precisamente salir de la rutina.

Hoy me gustaría comentar uno de mis libros del verano, sin duda un hallazgo que he disfrutado enormemente.

Hacía tiempo esperaba una novedad de H&C de la batalla del Berezina, pero se fustró por el fallecimiento de su autor F.G.Hourtoulle. Poco después me encontré con este libro de la serie Campaign Chronicles. Visto el precio y alguna opinión de lectores me decidí por él.

Estamos en el trágico campaña de 1812, la Grande Armée está en plena retirada desde Moscú, perseguida por Kutuzov. La salvación parece estar en Vilna y la larga columna de los restos del gran ejército se arrastra en condiciones espantosas con ese lejano objetivo en la mente.
Pero queda un último obstáculo que salvar, el Berezina. El pequeño río cruza Bielorrusia y no debería ser un problema si está congelado. Con esa idea, Napoleón ordena quemar los furgones del cuerpo de pontoneros en Orsha. Sin embargo, el general Eblé, unos de los heroes de la batalla, conserva un par de forjas y algunos carros de materiales indispensables.

Napoleón se enfrenta además a la convergencia sobre sus maltrechos soldados de otros dos ejércitos rusos, Wittgenstein desde el norte y el almirante Chichagov enla otra orilla, además ha capturado Borisov y destruído el único puente útil sobre el río.

Bajo unas condiciones aterradoras las tropas francesas y aliadas se encuentran con que debido a un súbito deshielo el río es un torrente helado. Sólo un milagro podría salvar al gran ejército de la catástrofe absoluta y a Napoleón de su captura.

Ésta es la historia que narra el autor, desde el punto de vista francés y del ruso por igual. Utiliza las fuentes primarias, cartas, relatos personales, informes oficiales, memorias…
De esta forma logra dibujar el panorama al que se enfrentaban Napoleón y sus generales por un lado y Chichagov y los demás generales rusos por el otro y analizar la toma de decisiones de todos.
Tampoco olvida a los hombres y mujeres que sufrían directamente la helada, el hambre y la batalla, recogiendo sus testimonios y creando ante los ojos del lector el cuadro de una de las batallas más desesperadas de la historia.

Hay héroes, grandes decisiones y grandes errores en esta historia. Oudinot, en su mejor hora, es pieza clave en la decisión del punto de cruce.
La maniobra de engaño montada por Napoleón despista por completo a los rusos.

Chichagov acabará pagando los platos del fracaso, cuando Kutuzov y Wittgenstein también debían llevarse su ración de culpa.

Eblé y sus pontoneros, que construyen los puentes y los mantienen abiertos durante casi tres días, casi todos ellos pagarán con su vida, agotados en su generoso esfuerzo.

Las tropas de Oudinot y de Víctor, en su mayoría polacos, holandeses, alemanes y suizos, serán las que libran una doble batalla en cada orilla, para proteger el paso de los restos del ejército francés. Logran resistir contra todo pronóstico pero quedan casi aniquiladas.

Esta es la historia de una de las grandes evasiones de la historia.
¿habría habido un Leipzig y un Waterloo si Napoleón hubiese sido capturado o se hubiese suicidado a orillas del Berezina en 1812?





2 comentarios:

eloi dijo...

UAUUUU !!! dan ganas de leerlo, sabes si esta en espanishhh¿?

Erwin dijo...

Me temo que no.

Pero el lenguaje que usa el autor es bantante fácil de comprender sin tener un nivel alto de inglés.

Por eso mismo (y por lo que me ha gustado) me he decidido a comprarme otro del mismo autor y colección dedicado a Borodino.